Malala Yousafzai, Premio Nobel de la Paz en Davos: “las mujeres vamos a cambiar el mundo”.

La 48º edición del Foro Económico Mundial que se desarrolló recientemente en Davos, Suiza, tuvo como una de sus invitadas a Malala Yousafzai, la mujer más joven en recibir el Premio Nobel de la Paz en el 2014.

En el año 2012, Malala, que a la fecha tenía 16 años y ya era conocida por levantar la voz en un blog anónimo y en televisión nacional, defendiendo el derecho a la educación de las niñas en su país, recibió un disparo en la cabeza de parte de talibanes, cuando regresaba en autobús de la escuela a su casa en la ciudad de Mingora, en el noroeste de Pakistán.

Su milagrosa recuperación, sumada a su fuerza y convicción para seguir con valentía diciéndole al mundo cuán importante es que las niñas accedan a educación y cuán trascendental es lograr avances en equidad de género, la transformaron rápidamente en un fenómeno global, en la voz de niñas y mujeres que luchan cada día por visibilizar sus realidades.

En su intervención en Davos, Malala señaló que la educación de los hombres jóvenes sobre el tema de los derechos de las mujeres es un paso crucial para terminar con la desigualdad de género. “Los hombres tienen un gran papel que jugar… Tenemos que enseñar a los niños pequeños a ser hombres. Para ser un hombre, debes reconocer que todas las mujeres y todos los que te rodean tienen los mismos derechos y que formas parte de este movimiento por la igualdad”.

Malala precisó que “la educación posibilita el empoderamiento de las mujeres, y los extremistas se dieron cuenta antes que nadie. En realidad estaban en contra de que las mujeres tuvieran poder y fueran iguales a los hombres, trabajaran, fueran independientes, tomaran sus propias decisiones. Reconocieron la importancia de que las mujeres reciban una educación, lo que lamentablemente muchos líderes no hacen “.

Malala habló además de su padre a quien siempre ha citado como modelo a seguir. “Cuando hablamos de feminismo en hombres, él es el ejemplo que doy… Ha desafiado a la sociedad, las normas y los tabúes en todas y cada una de las facetas de su vida… Y si él no me lo hubiese permitido, yo no estaría aquí. Muchas chicas quieren hablar, pero sus padres las silencian”.

Respecto a la igualdad detalló, “el feminismo es solo otra palabra para la igualdad, y nadie debería oponerse a la igualdad… Cuando hablas de los derechos de las mujeres, te vuelves feminista, lo aceptes o no”. En el mismo sentido agregó que actualmente “se está formando un gran movimiento y las mujeres se están dando cuenta de que sus voces son necesarias para el cambio que quieren ver. Dije hace mucho, durante un discurso de la ONU, que primero queríamos que los hombres hicieran algo por nosotras, pero ese momento ya ha pasado; no vamos a pedirles a los hombres que cambien el mundo, vamos a hacerlo nosotras mismas”.

Malala actualmente se prepara para iniciar sus estudios superiores en la Universidad de Oxford, en Reino Unido.

Conoce más sobre Malala aquí