Niñas empoderadas, avanzando decididas y alcanzando sus sueños.

*Conoce la historia de dos niñas latinoamericanas que apoyadas por sus madres y familias están siendo parte de una generación que aportará a cambiar el mundo.

Por Gabriela Verdugo Weinberger

Sofía, quince años: “pausé mi vida para empezar otra de cero”.

“Un día estaba hablando por teléfono con mi mamá y escuché que ella abría la ventana de la terraza de mi casa, supe que era esa ventana porque reconocí el ruido que hace al ser abierta, en ese instante sentí mucha añoranza y quise estar ahí junto a ella y a mi hermano y papá”.

Sofía tiene quince años y lleva cinco meses viviendo fuera de su hogar que está en Viña del Mar, Chile. Está feliz cumpliendo uno de sus sueños, ser estudiante de intercambio en Estados Unidos.

Hablamos con ella en medio de una ola de frío inusitada que tiene clases suspendidas en el pueblo de Westerly en Rhode Island. Solo en cinco meses más Sofía podrá retornar a su país de origen.

“Siempre quise vivir la experiencia de estar en otro país, un día en mi colegio hubo una charla vocacional para venir a estudiar por intercambio a Estados Unidos y pedí información, tuve que dar una prueba de inglés y me fue muy bien, mis padres me apoyaron y quedé seleccionada”, nos detalla Sofía.

“Ahora puedo hablar mejor inglés, de manera más fluida, hasta sueño en inglés”. Sofía nos explica todo lo que ha aprendido en estos meses fuera de su casa. “La experiencia de ser estudiante de intercambio es muy bonita, he hecho muy buenos amigos, también me han pasado cosas graciosas como una vez en que me preguntaron si en Chile habían árboles.”

Sofía distribuye su tiempo de estudios con el deporte. Natación, SoftBall y Cheerleading son cosas que le encantan y por las cuales cumple exigentes entrenamientos diarios en Westerly. “Mis clases son de 7 de la mañana a 1 de la tarde, luego viene el deporte, estoy muy ocupada pero extraño a mi familia, siempre pienso en ellos.”

“Me comunico a diario con mi mamá, ella siempre me manda un mensaje para que mi día esté bien, ella es un pilar fundamental para empezar cada día con una sonrisa. Pienso mucho en mi familia ahora que estoy lejos, pero me ha servido para valorar todo lo que tengo, que mis papás están juntos, que están sanos. Ahora daría todo por recibir el beso que mi mamá me daba en la mañana antes de ir la escuela en Chile.”

Sofía nos cuenta que cuando se decidió a postular al plan de estudio de intercambio, tuvo un apoyo total de sus padres. “He sido afortunada al tener esta oportunidad, además la familia que me acogió es como una segunda familia, porque se preocupan mucho por mi.”

Cuando le preguntamos a Sofía cuáles son sus próximos sueños por cumplir, hace una pausa y suspira. “Yo sé que al venir a Estados Unidos pausé mi vida para iniciar otra de cero. Esta vida ha sido un sueño. Quiero volver a Chile, terminar mi cuarto medio (secundaria) y regresar a Estados Unidos a estudiar medicina.”

Su claridad y convicción a sus quince años no dejan de sorprendernos, así como el vínculo que tiene con su madre Antonieta. “Mi mamá es mi heroína, ella me ha apoyado en todo, sé que ella la ha pasado mal porque me extraña, pero ella me dio alas para volar.”

Le preguntamos a Sofía qué mensaje le enviaría a otras niñas como ella. “Que sigan sus sueños, no todos tenemos los mismos recursos, así que es importante seguir los sueños porque si ponen empeño, podrán cumplirlos.”

Antonieta desde Viña del Mar nos explica que la confianza tan enorme para darle alas a Sofía y permitirle vivir casi un año fuera de Chile, “surge como parte de un proceso formativo, en el que la vimos avanzar desde muy pequeña en sus propias conquistas…desde andar en bicicleta, patines, nadar o simplemente escribir. Pero lo que más nos hizo sentido fue su mirada analítica de las cosas, cómo lograba organizar sus obligaciones y hacerse espacio para desarrollar su talento creativo. Su afán de aprender y su innato liderazgo. Simplemente le dimos rienda suelta a su talento y la dejamos volar para que siga surcando por sus sueños, en donde la multiculturalidad siempre le fue atractiva”.

En el mismo sentido señala, “lo duro es no tener su aroma cerca, el que pudiera verse vulnerable ante situaciones en que ella no pueda tener el control, lo duro de ver a su hermano menor extrañándole, todo esto nos ha llevado trabajo, pero cuando la vemos cada vez más empoderada en una cultura distinta, como una hija del mundo, el corazón se nos llena y recarga de energía”.

       

IZQ: Sofía junto a sus padres y hermano menor/ DER: Sofía junto a compañeras de escuela en EEEUU.                                       

 

Isidora, doce años: “siempre tendré fuerzas para alcanzar mi sueños”.

Encontramos a Isidora luego de haber retornado de un viaje de vacaciones junto a su familia por el norte de Chile. Está disfrutando de un merecido descanso escolar en su casa en Viña del Mar.

“Me gusta explorar, ver lugares nuevos, conocer tipos de flora y fauna, es emocionante explorar porque me gusta la aventura, por ejemplo poder subir montañas, pasar por ríos, lugares rocosos”.

Su gusto por la aventura y por lo nuevo no solo es algo que aplica en sus viajes familiares. Isidora es una niña multifacética que le gusta vivir nuevos desafíos para crecer.

“El año pasado estudié teatro y luego periodismo y ahora pretendo regresar a teatro.”

Isidora sueña con ser periodista o actriz, o bien trabajar con niños como educadora. “En mi taller de teatro hicimos una obra y fuimos a actuar a un jardín infantil. Fue hermoso interactuar con los niños.”

“También me gusta el periodismo, en mi taller todos pudimos dar nuestras opiniones que eran consideradas para un boletín que debíamos redactar, además brindamos espacio para expresar otras cosas como los poemas de una compañera.”

“Este año tengo claro que retornaré a teatro, eso me tiene muy contenta porque mi hermana pequeña Elo va a entrar a mi colegio y vamos a tener que presentar una obra para ella y su curso y eso va a ser muy emocionante.”

Isidora nos da cuenta de una gran personalidad pero ella se confiesa tímida e introvertida. “Antes me costaba mucho expresarme pero he trabajado duro en eso y he mejorado bastante, ahora hasta me atrevo a cruzar el patio de mi colegio vestida de unicornio”.

Le preguntamos de dónde saca tanta convicción y energía para avanzar en sus metas. Isidora nos explica que ve a su mamá haciendo todo siempre de la mejor manera posible, “ella es muy trabajadora, es una mujer que todo lo que se propone lo puede lograr y si se pone una meta lo va a lograr, entonces a mi me gustaría ser como ella. Mi mamá es mi inspiración, al verla sé que siempre tendré fuerza para lograr mis sueños. A veces veo que ella se cansa, pero entonces se controla, y logra focalizar su energía y avanzar otra vez. Aunque me gustaría decirle que logre su sueño de hacer ropa, que es algo que a ella le encanta, entonces que no se detenga, porque sé que lo va a conseguir.”

Una vez más Isidora nos habla de su hermana pequeña Elo con mucho afecto. “Veo a mi hermana pequeña de casi 4 años y sé que ella va a lograr todo lo que se proponga.”

Isidora además de amar las tablas y las letras, tiene innata pasión musical. “Toco el metalófono, la melódica, el teclado y ahora estoy aprendiendo a tocar el ukelele, así que este año además quiero hacer música.”

Conversamos con Paula, mamá de Isidora y le preguntamos desde dónde surge el apoyo al cien por ciento para su hija. “Surge del amor. Del inmenso amor que le tenemos y que nos lleva a guiarla y acompañarla en los caminos que la lleven a la felicidad y la materialización de sus sueños. Es hermoso ver que tus hijos crecen seguros, felices, conscientes de sus habilidades pero también de sus debilidades y tienen un fuerte compromiso con la justicia social y reparten amor en los entornos donde se desarrollan. Pero claramente, es difícil formarlos de una manera más humana, en un mundo que cada día es más frío, competitivo y alejado de los afectos, la empatía y la tolerancia.”

Paula nos comenta que su Isi es una niña maravillosa, “con un corazón tremendo, leal con los que ama y profundamente honesta con ella misma y con los otros. Me siento tremendamente orgullosa de ella, porque todos sus logros han sido producto de su esfuerzo y perseverancia, nosotros como familia solo le hemos mostrado los distintos caminos para que ella transite su vida y le hemos dado la libertad de elegir.”

Antonieta, madre de Sofía, comparte ese espíritu y nos detalla que “los hijos no son una propiedad. Como mujeres y madres debemos ser colaborativas en la emancipación de nuestros hijos, darles herramientas efectivas para su desarrollo. Aprender que el miedo se puede manejar, porque tengo certeza que Sofía se fue una niña y volverá una mujer, empoderada, llena de proyectos, con una mirada sin sesgos respecto a la inmigración, volverá sin duda como una mujer con ganas de cambiar el mundo, donde no haya fronteras y eso por supuesto me llena de orgullo”.

 

IZQ: Isidora junto a su familia/ DER: Isidora junto a su mamá Paula

 

ONU Mujer

ONU Mujer nos dice en una de sus campañas, “Empodera A Una Niña y Cambia El Mundo”. Las historias de Sofía e Isidora, Antonieta y Paula no hacen más que confirmar esta aseveración.

El año 2011, la Asamblea General de la ONU designó el 11 de octubre como el Día Internacional de la Niña, cuyo último eslogan es “Empoderar a las niñas: antes y después de la crisis”.

Conmemorar este día es una invitación a fomentar el reconocimiento de los derechos de las niñas, y sobre todo, hacer público los problemas que sufren desde pequeñas, como discriminación, violencia sexual y física, falta de oportunidades laborales y educativas, entre otros aspectos.

De acuerdo a cifras de la ONU, la educación es uno de los factores fundamentales a tratar, ya que las niñas que viven en zonas de conflicto tienen un 90 por ciento más de posibilidades de no ir a la escuela secundaria en comparación con sus pares de países en paz.

ONU invita a implementar acciones de asistencia para niñas ya que “son líderes que utilizarán las habilidades que desarrollen hoy para reconstruir sus comunidades y crear un mejor futuro para todas y todos.”

Más información aquí