Primera mujer en la historia en ser nominada a mejor Directora de Fotografía en premios Oscar.

En pleno siglo XXI un nuevo cine latinoamericano irrumpió con la llegada de mujeres directoras como la argentina Lucrecia Martel con su subversivo film “La Ciénaga”, Claudia Llosa que deslumbró desde Perú con la violencia política de “La teta asustada”, en la que abordaba el tema de la violencia política; y Dominga Sotomayor, chilena, que sorprendió con “De jueves a domingo”.

 

En el año 2016 nos sorprendimos con “Rara”, de la chilena Pepa San Martín, que explora en la moral social y en el mundo femenino en el marco de una sociedad tradicional y machista.

 

Pero estas escasas irrupciones son lamentablemente casos índice que reflejan el comportamiento de una industria que ha sido reacia a tener en primera línea a mujeres que lideren proyectos de obras cinematográficas.

 

Según un estudio hecho en 2015 por la Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales, CIMA, solo el 7% de las películas españolas fueron dirigidas por una mujer y las mujeres suponen solo el 26% de los trabajadores del cine español.

 

En ese sentido, la directora de cine española Inés París, indicó, “el cine es cosa de hombres: hay muchas mujeres trabajando en la industria pero no están en puestos directivos, que es donde se decide qué se cuenta y cómo”.

 

Opinión que comparte Pituka Ortega-Heilbron, Directora del Festival internacional de Cine de Panamá quien señala que “la mujer tiene que estar constantemente reportando lo que hace: todo lo que un hombre hace hasta el 10, la mujer lo tiene que hacer hasta el 50 para obtener apoyo y respeto. Hay prejuicios contra la capacidad de la mujer que no tienen ninguna razón de ser. Igualmente ocurre con mujeres de ciertas etnias. Veo que es más difícil para mujeres por ejemplo de piel negra y pienso que entonces el mérito ya no está solo en tener mujeres líderes, sino que es algo que tiene que trabajarse desde mucho más atrás”.

 

Este año al menos en la 90º edición de los premios Oscar, en el mes de marzo, viviremos un hecho histórico: la nominación de Rachel Morrison, que la transforma en la primera directora de fotografía que optará al Oscar en los 89 años de historia de los mismos, por “Mudbound”.

 

Todo un mérito, si consideramos que a nivel internacional la industria del cine posee entre sus filas solo a un 5% de mujeres.

Entérate en detalle de la nominación de Rachel aquí