Tereza de Benguela: guerrera de la libertad en el Brasil colonial. 

Por Gabriela Verdugo Weinberger

Le llamaban Reina Tereza. Una lideresa notable que logró con su determinación y valentía resistir a la esclavitud de la corona portuguesa por dos décadas.

En el Brasil del siglo XVIII en el estado de Mato Grosso en las cercanías del río Guaporé en el valle del mismo nombre, Tereza de Benguela dirigía el Quilombo de Piolho (o del Quariteré) junto a una población de más de trescientas personas procedentes de África, además de caborés que escaparon como esclavizados rebeldes de las Nuevas Minas de Mato Grosso.

Tereza supo llevar con acierto y estrategia la economía y organización de su comunidad, dedicada principalmente al cultivo del algodón, producción de tejidos, cosecha del maíz, frijoles, mandioca y plátano.

Para proteger a su comunidad inclusive conformó un parlamento y un sistema de defensa.

Valiente guerrera, comandó sus Quilombo Quariterê en Mato Grosso y dirigió un levantamiento que llegó a instalarse en las cercanías de la frontera boliviana.

El trabajo productivo y altamente organizado de su comunidad la pusieron en la mira de la corona portuguesa. Tereza ya era un símbolo de liderazgo y de lucha por la igualdad y por la libertad.

A mediados de la década de 1770, el Quilombo de Tereza fue destruido por las fuerzas del entonces gobernador de la capitanía. Algunas crónicas señalan que Tereza fue encarcelada, otras que fue muerta de manera brutal, decapitada y expuesto su cuerpo para amedrentar a futuras rebeldes.

La impronta, inteligencia y carisma intelectual de Tereza sorprenden hasta hoy. Sin duda una mujer notable, una Mujer Con Todas las Letras que es imprescindible conocer.

Tereza fue una adelantada a su época que abrió caminos de fuerza e inspiración de igualdad y libertad.

Día de la Mujer Afro Latinoamericana y del Caribe

En el año 1992, en Santo Domingo, República Dominicana, se instituyó el 25 de julio como el día de la Mujer Afro-latinoamericana y caribeña, para destacar la resistencia de las mujeres negras en toda América Latina y la lucha contra la desigualdad, el racismo y el machismo.

Posteriormente, en el año 2014 Brasil definió instituir el 25 de julio como el Día Nacional de Tereza de Benguela y de la Mujer Negra.